La belleza de la madera natural

La gran oferta de parquet, tanto en lo referente a materiales y acabados como en lo referente a los sistemas de instalación, se debe a que actualmente hay una tendencia hacia la personalización del hogar.
Podemos encontrar parquet con estilo rustico, clásico, vanguardista, etc., los suelos de madera son sin duda una apuesta por la versatilidad, de este modo se integra en cualquier decoración o ambiente. Si deseas ampliar información sobre a los acabados de parquet, puede visitar nuestro artículo anterior en el siguiente enlace “Acabados de suelos de madera
Distintos tipos.

La tarima maciza: está destinada a aquellas personas que buscan un suelo para toda la vida.

La tarima está compuesta por lamas de madera noble y natural, pueden recibir distintos pulidos y barnizados durante varios años, de esta manera logramos mantener su belleza natural.

El inconveniente de la tarima maciza es que se trata de la opción más cara, además el grosor que poseen hace que sea necesario bajar el largo de las puertas durante su instalación.
El parquet multicapa: es el más utilizado, tanto por su precio como por su variedad de acabado y madera.
Está compuesto por tres capas, una superior de madera natural, y el resto de distintos materiales y grosores.
Viene encolado, de esta manera forma lamas machihembradas que van encajadas entre sí.
Los suelos chapados: poseen un grosor de 8 mm lo que los hace adecuados para rehabilitaciones, pueden colocarse sobre suelos preexistentes. Es el suelo más económico en madera natural. No pueden restaurarse pero poseen una superficie dura.
Colocación fácil.
Otra cosa que debemos considerar a la hora de elegir suelos de parquet, es el sistema de instalación de cada tipo de parquet. El parquet flotante destaca por su fácil colocación, además puede ser instalado sobre cualquier tipo de pavimento anterior, y no tenemos que esperar para pisar el suelo como sucede con el parquet encolado.

Actualmente podemos encontrar también tarimas macizas con sistema clic, que no necesitan cola. Lo último del mercado son las losetas o tablas, de una lama y grandes dimensiones, con diseños clásicos de mosaico y espiga y colocación flotante.

Esto hace que las juntas sean prácticamente invisibles, el inconveniente de este tipo de sistema de instalación es el crujido que producen las pisadas.
Podemos encontrar una gran variedad de acabados de suelos de madera, como las superficies envejecidas, cepilladas o arañadas, con colores distintos, los parquets con tonalidades oscuras o tratamientos térmicos que le otorgan un aspecto de madera exótica a maderas que en realidad son abundantes como el roble.

Otro tipo de acabado habitual es la pátina, que otorgan un acabado blanqueado o agrisado, sin embargo podemos decir que el barnizado sigue siendo el más buscado.
En Parquet Coema trabajamos con parquet de la mejor calidad.

Deja un comentario