Los suelos de parquet

El termino parquet, proviene del francés, y se refiere al piso de madera compuesto por tablas que se empezó a usar en el siglo XVII, ya que en la época los pisos utilizados eran muy costosos. Estos pisos eran de mármol y valían mucho, además el mantenimiento debía ser constante, aumentando aún más los gastos. El parquet vino para solucionar estos inconvenientes, poseía una durabilidad y belleza sin igual. La madera es un auténtico  ejemplo de la elegancia, y también de la comodidad. Una casa  con suelo de madera ofrece un ambiente bello, cálido y confortable.

También es conocido como entarimando, haciendo ambos términos referencia al mismo tipo de suelo de madera. Los expertos le atribuyen una utilidad de aproximadamente 50 años, dependiendo del uso y las condiciones de humedad y temperatura en las que se encuentre, y por supuesto del cuidado que reciba.

Las tablillas se presentan en diferentes, pudiendo tener distintos largos, anchos y espesores, gracias a esto se pueden lograr distintos efectos en la decoración. Estas tablillas son colocadas formando distintos patrones geométricos como triángulos, rombos y cuadrados, alineadas en una misma dirección o en forma de espiga. Antiguamente también existían diseños curvos e irregulares especialmente en palacios del estilo barroco.

Las especies de madera con las que se pueden fabricar las tablillas de parquet van desde el arce, caoba, nogal, cerezo, roble, pino, encina, oliva y diversas maderas tropicales. Las preferidas son maderas más duras y vistosas, pero esto suma el precio. El entarimado de caoba es uno de los que brinda mayor colorido. También se podría  combinar distintos tipos y colores de madera para obtener efectos de contraste y así darle un toque personalísimo y exótico al entarimado.

Debemos decir que el suelo de parquet ha sido durante mucho tiempo accesible solo para las persona adineradas, convirtiéndose en un elemento de lujo utilizado solo en los palacios y casonas antiguas. En la actualidad, el desarrollo de algunas tecnologías y formas de colocación de estos pisos han logrado abaratar los costes, y por ende se han hecho más  asequibles para todos, sustituyendo a  los tradicionales pisos de baldosas.

Otra de las ventajas de estos suelos es su fácil instalación. Solo se necesitarían algunas simples condiciones como una superficie plana, nivelada y seca.

Si desea conocer más ventajas sobre el suelo de parquet, puede visitar nuestro artículo anterior en el siguiente enlace. “Ventajas de tener parquet”

Como hemos dicho antes el parquet tiene un periodo de duración, igual que cualquier tipo de piso, en buenas condiciones. En el mercado podemos encontrar un sin número de productos destinados a dar brillo y al cuidado de los suelos de parquet, lo que alarga aún más el periodo de duración. El producto más utilizado en el tratamiento del parquet es sin duda la cera, la que otorga brillo a la madera y evita que se manche. Pero actualmente los suelos de parque cuentan con una protección de barniz, plastificantes poliuretanos que otorgan una protección extra prolongando su vida.

El parquet se clasifica en dos tipos, según el material utilizado para la fabricación de las tablillas, y la otra, según la forma de colocarlas.

Las tablillas de un suelo de parquet de madera natural pueden ser macizas o terciadas, según el modo de colocación del parquet se distingue dos tipos, el parquet encolado y el parquet flotante.

Desde Coema, siempre aconsejamos a nuestros clientes sobre el tipo de parquet que se debe elegir en función de la usabilidad que se le de.

Deja un comentario